26/05/2011

Wikileaks en La Jornada

EU pretende juzgar a Manning bajo la Ley de Espionaje de 1917, señala

Periodismo de investigación, en riesgo de ser criminalizado, advierte Assange

Foto
Buena parte de las informaciones que manejan los diarios que más exclusivas publican, como The New York Times, se basa en la confidencialidad de sus fuentes, sostuvo Julian Assange en teleconferenciaFoto Reuters

Dpa
Periódico La Jornada
Jueves 26 de mayo de 2011, p. 5

Washington, 25 de mayo. El fundador de Wikileaks, Julian Assange, alertó hoy del peligro de criminalizar el periodismo de investigación que supone el enjuiciamiento de Bradley Manning, quien presuntamente entregó a la organización cientos de miles de documentos clasificados y de cuya detención se cumple mañana un año.

Según explicó en teleconferencia de prensa, el problema radica en que el Departamento de Justicia estadunidense considera juzgar a Manning bajo la Ley de Espionaje de 1917, aprobada en tiempos de una guerra real para perseguir ahora a la presunta fuente de periodistas y al propio Wikileaks y sus seguidores.

El peligro para los periodistas y la prensa es que si la nueva interpretación de la Ley de Espionaje de (el fiscal general, Eric) Holder prevalece, criminalizará todo el periodismo de investigación, advirtió.

Esta postura creará una situación en que las discusiones entre la fuente y el periodista puedan ser interpretadas como una conspiración para cometer un crimen, insistió. Recordó que buena parte de las informaciones que manejan los diarios que más exclusivas publican, como The New York Times, se basa precisamente en la confidencialidad de sus fuentes.

Esto es algo que todos los periodistas tienen el deber de combatir, porque siempre el sector de la seguridad nacional es el que requiere de mayor escrutinio, sostuvo Assange.

Pese al arresto del soldado Manning, el fundador de Wikileaks aseguró hoy, por otra parte, que este caso no ha amedrentado a otros posibles informadores de la red, sino que ha tenido el efecto contrario, provocando un dramático incremento de fuentes.

El gobierno (estadunidense) ha tratado de aterrorizar a los informantes para que no revelen información importante para la opinión pública, aseveró Assange, quien calificó la persecución de Manning como una cacería de brujas.

Sin embargo, el valor es contagioso y hemos visto un dramático incremento en el número de fuentes dispuestas a dar un paso adelante, aseguró, sin revelar qué tipo de informaciones ha adquirido Wikileaks.

Assange sostuvo que con las revelaciones de Wikileaks, que sacaron a la luz tanto una controvertida acción militar en Irak que causó la muerte de dos periodistas de una agencia internacional como la publicación de decenas de miles de comunicaciones clasificadas del Departamento de Estado, 2010 se convirtió en el año más importante para el periodismo desde la Segunda Guerra Mundial.

El soldado Bradley Manning, quien analizaba información confidencial para el ejército estadunidense en Irak, fue detenido el 26 de mayo de 2010. Si bien aún no existe acusación formal en su contra, se le atribuye la filtración del video conocido como Collateral murder, así como los papeles de Afganistán e Irak y los cables diplomáticos que Wikileaks distribuyó a varios medios en 2010.

Tras permanecer casi un año detenido en duras condiciones de aislamiento en una base militar de Quantico, Virginia, Manning fue trasladado en abril pasado a una prisión militar en Fort Leavenworth, Kansas, donde goza de mejores condiciones en espera del juicio.

Así lo confirmó hoy Kevin Zeese, abogado y miembro de la red de apoyo al detenido, quien indicó que Manning comparte celda con otros tres presos en un área común, le permiten tres horas diarias de ejercicio y otra hora en el exterior, y puede comer con los demás internos.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks


Wikileaks en La Jornada

Delito, entregar a EU datos confidenciales: Pablo Gómez

Propone Creel que una comisión analice revelaciones de Wikileaks

Andrea Becerril y Víctor Ballinas
Periódico La Jornada
Jueves 26 de mayo de 2011, p. 3

El senador Santiago Creel (PAN) propuso que la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional intervenga y analice las revelaciones de Wikileaks publicadas por La Jornada, para ver cuál es la información que México está compartiendo con Estados Unidos.

Creel se refirió a la información de Wikileaks en la que se da cuenta de que el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, Genaro García Luna, ofreció a Estados Unidos acceso pleno a los datos de inteligencia acerca del combate al crimen organizado.

Explicó: Si partimos del principio de que la información está desequilibrada, eso está muy mal. Es una cuestión delicada que amerita saber el nivel y el grado en que el gobierno mexicano está compartiendo información con Washington y saber qué protocolo se está siguiendo.

Creel destacó que está de acuerdo en que se comparta información de inteligencia con Washington cuando se trata del crimen organizado trasnacional que opera en la frontera entre ambas naciones, pero debe ser de ambos lados y exigir que haya corresponsabilidad de Estados Unidos en ese y otros temas que tienen que ver con el narcotráfico y otros ilícitos de la delincuencia organizada.

Creo que la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional, que tiene un estatuto de secrecía, debe intervenir y ver esta cuestión que me parece muy delicada.

Durante la sesión de la Comisión Permanente, la diputada Laura Itzel Castillo (PT) señaló que “los cables de Wikileaks que ha publicado La Jornada” muestran la implementación de la estúpida guerra de Calderón contra el narcotráfico, que se fraguó a partir de una serie de reuniones desde 2006 en la embajada estadunidense.

Afirmó que la información pone al descubierto a García Luna, uno de los funcionarios más cuestionados por la sociedad mexicana por la estrategia oficial contra la inseguridad.

Por separado, el senador Pablo Gómez (PRD) advirtió que si la información que García Luna entregó a Estados Unidos es reservada, ha incurrido en un delito, ya que las leyes mexicanas no permiten que se entregue a nadie y eso incluye a gobiernos extranjeros.

“Lo revelado por Wikileaks es algo que se sobrentendía. Desde principios del actual sexenio ha habido total apertura del gobierno mexicano para entregar al de Estados Unidos todo lo que le pide”.

La diputada Leticia Quezada (PRD) dijo que los cables de Wikileaks muestran que la soberanía nacional está siendo enlodada desde el momento en que García Luna abre esta información estratégica sobre seguridad pública a otro país.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks

En la SSP federal guardan silencio
Gustavo Castillo
Periódico La Jornada
Jueves 26 de mayo de 2011, p. 4

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal guardó silencio ante la difusión de los cables de Wikileaks que se refieren a las conversaciones que sostuvo el secretario Genaro García Luna con funcionarios de Estados Unidos.

Nunca hemos respondido a ese tipo de comunicaciones, señaló uno de los mandos de comunicación social.

Las fuentes consultadas indicaron que la dependencia que dirige Genaro García Luna, al igual que otras instancias del gobierno, prefirió dejar que la cancillería decida si hay alguna respuesta a cualquier situación que tenga que ver con documentos de Wikileaks.

En este caso se buscó la opinión de la SSP respecto del cable 07MEXICO983, en el cual García Luna ofreció al secretario de Seguridad Interior de Estados Unidos, Michael Chertoff, libre acceso a la información de inteligencia que desarrollara la institución mexicana.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks

No hay comentarios.:

Publicar un comentario