11/05/2011

Usted ya cumplió su sueño de ser presidente, pero en ese conflicto no va a ganar nadie, le dicen

Líderes de migrantes cuestionan la lucha anticrimen de Calderón

La respuesta del Ejecutivo fue que él no enarbola la bandera de guerra contra el narcotráfico

Claudia Herrera y David Brooks
Enviada y corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 11 de mayo de 2011, p. 5

Nueva York, 10 de mayo. Joel Magallan, líder de migrantes en Estados Unidos, le dijo a Felipe Calderón que ya cumplió su sueño de ser presidente, pero México está sumido en una guerra interminable que no va a ganar ni él ni nadie. La respuesta del mandatario fue que él no enarbola la bandera de guerra contra el narcotráfico y su política pública tampoco fue producto del me da la gana hacer la guerra.

Magallan, dirigente de la Asociación Tepeyac, de Nueva York, fue una de las decenas de voces que criticaron la situación en México y en Estados Unidos, pero fue más allá al advertir que la herencia de este sexenio es más inseguridad y la promesa de ser el presidente del empleo se ha incumplido.

Un inexpresivo Calderón escuchó al migrante y en un momento le dio un trago a un vaso de agua, para luego revirar que aprovecharía esa oportunidad para aclarar estereotipos que se hacen por prejuicios o intereses políticos.

La cita fue en el hotel Intercontinental. En un pequeño salón se sentaron de un lado 29 líderes comunitarios, como los llamó la Presidencia, y enfrente el mandatario federal acompañado por su vocera, Alejandra Sota; el embajador en Washington, Arturo Sarukhán; la canciller Patricia Espinosa Cantellano, y cónsules mexicanos en Estados Unidos.

Cuarto orador, Magallan comenzó por comentar que era difícil hablarle al Presidente casi al final de su sexenio. Le recordó que le falta un año y medio para concluir su mandato, aspecto que Cecilia Reynolds, de la comunidad de Freehold, también le hizo ver: No le doy la bienvenida, porque ya van de salida usted y todo su gabinete.

Magallan añadió: “Supongo que usted ya consiguió el sueño de ser presidente y con la bandera de lucha contra el narcotráfico. Sin embargo, creo que tenemos mucho que hacer en México (que) está sumido en esta guerra interminable que no la va a ganar nadie y sí hay muchos muertos y sí hemos dejado de lado muchas prioridades que no se han solucionado.

La bandera que tenía en un principio de su campaña, que era el empleo, parece que no ha funcionado y nos quedamos con la bandera de la guerra contra el narcotráfico. Creo que ésa es una guerra que no la va a ganar usted ni nadie, porque no depende de usted, sino de las fuerzas que venden el negocio de la guerra.

Mientras el presidente Calderón lo observaba y hacía algunas anotaciones, el representante de la Asociación Tepeyac añadió: Quisiera insistirle que ojalá en el último año y medio que le queda pudiera dejarnos un legado: que en México haya más inversión en la educación. Si usted invierte en ellos (becarios) serán ciudadanos que van a rescatar a México, le dijo.

Foto
En Puebla, policías federales y agentes del INM detuvieron a 183 migrantes indocumentadosFoto Notimex

El turismo ha bajado, explicó, porque se considera a México de los más inseguros del mundo. Le pidió sugerirle al presidente Obama que la orden ejecutiva de parar las deportaciones sea una prioridad, como una muestra de que su gobierno está con la comunidad latina; deberíamos detener las deportaciones para que menos familias estén divididas e inseguras de si van a continuar viviendo en Estados Unidos los próximos años.

Calderón Hinojosa buscó contestar de manera puntual a Magallan. “No es el tema de cumplir el sueño de ser presidente o no. Yo quiero servir y poder realizarme como mexicano en la transformación de las condiciones de vida.

Tampoco quiero decir que yo estoy o enarbolo la bandera de lucha o de guerra contra el narcotráfico, como usted lo ha mencionado. Aclaró que no es una guerra contra el narcotráfico por sí mismo, sino que esos criminales afectan la seguridad de la gente en muchas regiones del país.

Nuestra obligación, añadió, es preservar el estado de derecho. Eso no es ni siquiera una opción, no es política pública que diga uno me da la gana ahora dedicarme a hacer o no hacer guerras, no se trata de ir a Irak y mandar soldados allá a miles de kilómetros a pelear por esa causa. E insistió en que ha crecido el turismo y que menos mexicanos se van del país.

Aprovechó para aplaudir la nueva petición hecha por Obama de aprobar la reforma migratoria y reconocer su propósito de alcanzar una solución de fondo. Expresó su deseo de que la propuesta Dream Act, aún vista por algunos como insuficiente, sería un gran paso.

Otros líderes de agrupaciones ya habían mostrado su inconformidad, como Teresa Vivar, de Lazos América Unida, porque México no los ayuda a obtener documentos de identidad que les permitan obtener sus pasaportes y tramitar papeles.

César Aguirre le dijo: Ya es tiempo de que los migrantes tengamos representación en el Congreso, y le pidió que abandere que haya migrantes en la Cámara de Diputados y en el Senado. Los políticos en México nos tienen miedo, no sé por qué.

El Presidente prometió hablar con el Instituto Federal Electoral, que ha sido muy conservador para que puedan votar los migrantes, se amplíen casillas y haya acceso a la credencial de elector.


La CNDH lo ha venido denunciando, asegura el quinto visitador

Colusión del INM en secuestros no es nueva


Víctor Ballinas
Periódico La Jornada
Miércoles 11 de mayo de 2011, p. 8

La participación de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) en el secuestro y violación de derechos humanos de indocumentados no es nuevo; esta situación ha sido denunciada desde hace tiempo por diversos actores, incluida la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), destacó el quinto visitador general del organismo, Fernando Batista Jiménez, quien sostuvo: Lo que sí es un hecho nuevo, y no deja de llamar la atención, es por qué hasta ahora se investigan estos delitos.

Destacó que desde el pasado 22 de febrero, cuando se presentó el Informe especial sobre secuestro de migrantes en México, hubo denuncias sobre la participación de autoridades en el plagio de estas personas, y entre los responsables se señaló a personal del INM, de la Policía Federal y de seguridad pública estatal, pero nadie había investigado.

Incluso, refirió, 8.9 por ciento de los migrantes indocumentados que sufrieron secuestro en sus testimonios señalaron la colusión de autoridades.

El caso San Fernando

Batista Jiménez dijo que desde el pasado 5 de abril se está investigando una queja con varios casos de migrantes secuestrados en San Fernando, Tamaulipas; se solicitó información a las autoridades y la adopción de medidas cautelares, y ni la Procuraduría General de la República (PGR) ni el INM nos informaron nada de lo que ayer hizo público el Instituto Federal de Defensoría Pública (IFDP), de que la procuraduría tiene a 120 migrantes en resguardo, ni tampoco Migración nos habló de los secuestros.

Finalmente, dijo, preocupa a la CNDH que el INM informe de manera pública que hay funcionarios arraigados acusados de secuestro de migrantes; por ello, hemos solicitado a la PGR y a Migración que nos entreguen la información y nos den acceso a los ciudadanos extranjeros para tomar los testimonios y recabar elementos para la investigación correspondiente.

El enemigo está en casa, advierte el sacerdote Alejandro Solalinde

Sin Fronteras demanda investigar

Víctor Ballinas
Periódico La Jornada
Miércoles 11 de mayo de 2011, p. 7

La directora de la organización Sin Fronteras, Nancy Pérez, aseveró ayer que no es la primera vez que se tienen testimonios de que agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) están involucrados en el secuestro de indocumentados. La denuncia del Instituto Federal de Defensoría Pública (IFDP) es sólo una muestra más de lo que sucede con personal de migración y de seguridad pública.

Es urgente, dijo Pérez, una investigación a fondo al personal del INM para que se conozcan las redes que tienen sus agentes con grupos del crimen organizado, a los que les venden a los migrantes. No se puede quedar este caso denunciado por el IFDP en que sólo se investigue a cinco personas, tienen que depurar al personal.

La asesoría que el IFDP da a 120 migrantes rescatados en Tamaulipas, donde algunos de ellos denunciaron que fueron vendidos por agentes de migración a Los Zetas, debe ser motivo suficiente para abrir una investigación que detecte redes de secuestro coludidas con agentes de migración, porque ya el año pasado se denunció públicamente que en Cancún, Quintana Roo, personal del INM traficaba con migrantes, señaló Pérez.

A su vez, el sacerdote Alejandro Solalinde sostuvo: Los migrantes han denunciado al INM y a policías federales, que van de la mano en el secuestro y eso no se ha querido investigar. Si el secretario técnico del Consejo Nacional de Seguridad Pública, Alejandro Poiré, dice que ya lo sabían, por qué no ha evitado que la Policía Federal cause tanto daño a los migrantes.

Añadió que el rescate de migrantes es sólo para lavarse la imagen; está pendiente que investiguen en Veracruz; lo que hay en Tamaulipas es nada comparado con el otro estado. Sostuvo que los migrantes ya no son personas sino mercancías, y esas mercancías se han encargado de moverlas los servidores públicos; ellos los comercializan, por eso es tan difícil una estrategia de seguridad sabiendo que el enemigo está en casa.

Solalinde refirió: El mes pasado, en Ginebra, ante el Grupo de Relatores de Trabajadores Migratorios de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el subsecretario de Prevención, Vinculación y Derechos Humanos de la Secretaría de Seguridad Pública federal, Monte Alejandro Rubido, dijo que en México hay plena vigencia de los derechos humanos, y le oí decir que en el INM no hay corrupción, que está pasando todas las pruebas de confianza. Esto lo fue a decir cuando ya había pasado ese caso de que agentes migratorios machete en mano persiguieron a una migrante en Tabasco.

También, Rubido aseguró que la SSP sólo había recibido una recomendación por violación de derechos de parte de la CNDH, y que la cumplió, esto, subrayó Solalinde, es falso y es una de tantas pruebas de que la Policía Federal viola los derechos de los migrantes.

Finalmente, el director del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, Miguel Concha, dijo que los hechos denunciados por los migrantes confirma lo que muchas organizaciones no gubernamentales hemos denunciado, al igual que lo ha hecho la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, sobre la participación directa de oficiales del gobierno, del Instituto Nacional de Migración, de la Policía Federal, policías estatales y municipales, coludidos todos en el secuestro de personas indocumentadas a su paso por nuestro país.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario