23/05/2011

La diligencia de prospección arqueológica se realizó en predio de la ex 27 Zona Militar


Sin resultados positivos, peritajes para ubicar los restos de Rosendo Radilla: PGR

La búsqueda se llevó a cabo en cuatro zonas y se utilizaron modernos equipos de localización

Foto
Peritos de la Procuraduría General de la República durante la prospección arqueológica en un predio cercano al municipio de Atoyac de Álvarez, Guerrero, diligencia relativa a una averiguación previa para encontrar los restos de Rosendo Radilla Pacheco, desparecido en los setentaFoto Pedro Pardo

Alfredo Méndez
Periódico La Jornada
Lunes 23 de mayo de 2011, p. 20

La Procuraduría General de la República (PGR) informó este domingo que concluyeron las labores periciales para ubicar los restos de Rosendo Radilla Pacheco, sin que hubiera resultados positivos. La representación social de la Federación finalizó la diligencia de prospección arqueológica realizada al noroeste del campo de tiro, en las afueras de la (27 ex zona militar), del municipio de Atoyac de Álvarez, en el estado de Guerrero. Con esa diligencia se dio cumplimiento a lo ordenado en la averiguación previa SIEDF/CGI/454/2007, en concordancia con los resolutivos de la sentencia dictada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitida el 23 de noviembre de 2009, para la localización de los restos óseos de Rosendo Radilla Pacheco, desaparecido en los setenta, puntualizó la PGR.

Es la tercera vez que la dependencia, a petición de la familia, organizaciones no gubernamentales y la CIDH, realiza un rastreo en las inmediaciones de la ex 27 Zona Militar.

Esta diligencia, identificada por la PGR como de prospección arqueológica, se inició el pasado miércoles y en ella participaron especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia habilitados como peritos.

La búsqueda contempló cuatro zonas en las cuales se utilizó el aparato de medición llamado resistivímetro, para visualizar el perfil de todo tipo de materiales a más de 8 metros de profundidad, con la finalidad de determinar si el área fue excavada en fechas recientes.

La PGR precisó que los peritos realizaron “una prospección geofísica, y se utilizó el resistivímetro en una zona adicional no contemplada en el acuerdo ministerial que ordenó esta diligencia, esto a petición de la familia Radilla”.

El comunicado refiere que “se utilizó el radar de penetración para la identificación de posibles estructuras anómalas en el terreno, y el aparato de medición resistivímetro como complemento para visualizar el perfil de los diferentes materiales y posibles zonas anómalas. Todo ello, con la finalidad de determinar posibles zonas a ser excavadas en fechas próximas. La representación social de la Federación accedió a las peticiones de la coadyuvancia y amplió el área previamente delimitada.

Cabe hacer mención que el lugar prospectado no es el mismo en que se practicaron las diligencias de excavación en 2008 y 2010. Además, en un afán de transparencia y clara rendición de cuentas, las diligencias ordenadas y practicadas dentro del expediente de averiguación previa fueron abiertas, seguidas y observadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, por la familia Radilla Pacheco, representantes legales, peritos y medios de comunicación que se dieron cita durante la diligencia, destacó la PGR.

El 23 de noviembre de 2009 la CIDH ordenó a las autoridades realizar una nueva inspección derivada de las investigaciones por la desaparición de varias personas durante la guerra sucia de los setenta.

En 2008 y 2010 se realizaron otras diligencias similares en los alrededores de la ex zona militar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario