14/05/2011

Fue un año de promesas incumplidas, lamenta Alberto Herrera


Ensombrecedor recuento de abusos cometidos en 2010: Amnistía Internacional

Autoridades tienen la opción de atender exigencias de cambios drásticos

Foto
Conferencia para presentar el informe El estado de los derechos humanos en el mundo 2011Foto Yazmín Ortega

Fernando Camacho Servín
Periódico La Jornada
Sábado 14 de mayo de 2011, p. 15

México vive un momento crítico en materia de derechos humanos, debido al asesinato y secuestro de decenas de miles de migrantes; el acoso contra periodistas y defensores de derechos humanos, y las más de 40 mil muertes que ha provocado la guerra contra el narcotráfico, advirtió Alberto Herrera, director ejecutivo de Amnistía Internacional (AI) México.

Durante la presentación del informe 2011 de dicho organismo sobre el estado de los derechos humanos en el mundo, realizada ayer en la Cineteca Nacional, el activista lamentó que 2010 haya sido un año de promesas incumplidas, empezando por el frustrado mecanismo de protección para periodistas y defensores de garantías individuales.

El recuento de los abusos ocurridos en ese periodo en México, dijo, es sencillamente ensombrecedor, tomando en cuenta las 15 mil muertes violentas relacionadas con el crimen organizado, así como los constantes reportes de homicidios, desapariciones forzadas, torturas y detenciones arbitrarias cometidas por las policías y el Ejército.

A pesar de que hay algunos aspectos positivos en materia de derechos humanos, el panorama en general sigue siendo muy difícil, ya que la política de seguridad del gobierno federal comprobó su ineficacia para proteger a los sectores más vulnerables, lo cual a su vez generó mayor clima de impunidad.

Ante ello, las autoridades mexicanas tienen la alternativa de mantener las cosas tal como están o atender el clamor social que exige cambios drásticos para garantizar justicia y dignidad para todos. En este último caso, dijo el activista, tendrían que dar muestras claras de su voluntad, como por ejemplo cumplir con las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Otra señal de que el gobierno está dispuesto a enmendar la plana, indicó, sería que rectificara el sentido de las reformas a la Ley de Seguridad Nacional, ya que de la manera en que está redactado hoy día ese documento pone en riesgo los derechos humanos en el país, al permitir a las fuerzas armadas el uso excesivo de la fuerza, sin contrapesos democráticos que lo impidan.

Herrera consideró que la purga en el Instituto Nacional de Migración (INM) es positiva, aunque confirma el nivel de complicidad al que dicho organismo ha llegado con los criminales, y llamó a las autoridades a realizar una investigación completa al respecto.

De su lado, Daniel Zapico, coordinador de movilización e impacto de AI México, subrayó que en 2010 hubo fuertes retos contra los derechos humanos en todo el mundo, y puso como ejemplo la represión contra las revueltas en los países árabes, y los periodistas asesinados en América Latina, sobre todo en México, Honduras y Colombia.

Tomás González, director del Centro de Derechos Humanos del Usumacinta, relató por su parte el sufrimiento de los trabajadores indocumentados que pasan por el albergue que dirige, y señaló que en muchas ocasiones las propias autoridades mexicanas perjudican a los migrantes. Hay que frenar este holocausto, y el responsable principal de ello es el Estado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario