03/11/2010

De 62 recomendaciones que la CNDH envió a Sedena, nada más en ocho hubo castigo

De las agresiones a civiles, únicamente en el caso Castaños se demostró culpa de soldados

Según reportes de la dependencia, 227 militares se encuentran bajo proceso por diversos delitos

Jesús Aranda
Periódico La Jornada
Miércoles 3 de noviembre de 2010, p. 9

En lo que va de la actual administración, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha emitido 62 recomendaciones a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por violaciones a los derechos humanos. De éstas, 48 están relacionadas con operativos del Ejército en contra de la delincuencia organizada, y el resto por cuestiones administrativas. Sólo en ocho asuntos la justicia militar ha emitido sentencias condenatorias durante este lapso.

De acuerdo con el más reciente informe de la Sedena sobre el tema, a pesar de las recomendaciones que tienen que ver con hechos en que civiles fueron agredidos o murieron a manos de soldados, los jueces castrenses sólo han demostrado la culpabilidad de los militares en el caso Castaños, en Coahuila, en el que la acusación fue por violación de mujeres en la zona de tolerancia de esa comunidad.

Mientras tanto, 227 militares se encuentran bajo proceso por diversos delitos, de los cuales 21 son jefes, 37 oficiales y 169 elementos de tropa.

De acuerdo con el documento, actualizado al 28 de septiembre pasado, los militares han recibido 4 mil 266 quejas por violar los derechos humanos, y de éstas 62 se tradujeron en recomendaciones de la CNDH, lo que equivale a 1.45 por ciento del total de las querellas recibidas.

El estado de las investigaciones

La información añade que de las 62 recomendaciones referidas, en 39 casos la averiguación previa correspondiente se encuentra en etapa de integración, y únicamente en ocho el Ministerio Público militar determinó ejercer acción penal; cuatro se fueron al archivo por falta de elementos; cuatro fueron desestimadas y no se inició la averiguación previa correspondiente; en seis casos concluyó la averiguación sin que se acreditara delito alguno, y en una más no se inició la averiguación porque no se demostró que hubieran participado elementos del Ejército.

Entre los pocos casos en que los jueces militares han dictado sentencia están los de la muerte de un oficial al que al darle la bienvenida murió por ingerir en exceso bebidas embriagantes. Un jefe fue sentenciado a cuatro meses de prisión por abuso de autoridad.

Por el caso Castaños, en que soldados agredieron sexualmente a varias mujeres en la zona de tolerancia de esa población de Coahuila, un jefe y siete soldados fueron condenados a penas de entre 24 y 15 años de prisión. De los acusados, tres permanecen prófugos.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario