05/11/2010

Reprobados, 41 programas de subsidio


Matilde Pérez U.
Periódico La Jornada
Viernes 5 de noviembre de 2010, p. 18

De 115 programas de subsidio que tiene el gobierno, 41 carecen de una eficiencia social aceptable y muestran un retroceso en su desempeño en comparación con el año pasado, entre ellos están Procampo, Seguro Popular, Proárbol, Construcción y rehabilitación de sistemas de agua potable y Saneamiento en zonas rurales, asentó Alejandro González Arreola, director de Gestión Social y Cooperación, organización social dedicada a investigar y evaluar el desempeño de las instituciones públicas.

Al presentar los resultados de la evaluación, puntualizó que la pretensión no es que desaparezcan los programas, sino que haya un replanteamiento profundo para que los beneficios lleguen a la población y con el objetivo de que los legisladores aprueben un presupuesto que realmente tenga como base resultados de política pública.

El análisis de los programas muestra niveles paupérrimos de desempeño y no responden a las demandas más sentidas de la gente, lo que hace necesario que las dependencias responsables de programas de subsidio que tengan padrones de beneficiarios y un presupuesto mayor a los mil millones de pesos para 2011 calculen, publiquen en su página de internet e informen a la Cámara de Diputados de la población objetivo y atendida por decil de ingresos.

Los peores 10

La propuesta está también dirigida a los legisladores para que al aprobar el presupuesto de un programa exijan que lleve consigo la identificación de sus debilidades y fortalezas, tenga una agenda de mejoras que permitan aprovechar mejor los recursos y obtener mejores resultados; hay que darle una mayor racionalidad al gasto.

Explicó que en una escala de cero a 100, la calificación promedio de los programas públicos analizados fue de 52.7 y sólo el programa de abasto social de leche a cargo de Liconsa obtuvo una calificación de 90.

Entre los diez programas con las peores calificaciones están Proárbol, de la Comisión Nacional Forestal; el de empleo temporal a cargo de la SEP y Semarnat, y el educativo rural, de la SEP, los cuales obtuvieron una calificación promedio de 15.67.

Las secretarías de Salud y de Agricultura mostraron descensos significativos en su desempeño a pesar de contar con incrementos presupuestales importantes. En el caso de la segunda, la evaluación de su ejercicio de 2011 será difícil debido a la restructuración programática, lo cual es preocupante ya que se trata de la segunda restructuración generalizada que se realiza en esta administración.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario