30/09/2011

El Presidente busca dañar los derechos de las mujeres en el DF, dicen PRD y PT




Andrea Becerril y Víctor Ballinas
Periódico La Jornada
Viernes 30 de septiembre de 2011, p. 17

El presidente del Senado, el panista José González Morfín, aseguró que la intención del Ejecutivo federal al proponer que se elimine la reserva al Pacto de San José no es echar abajo la reforma legislativa que despenalizó el aborto en el Distrito Federal.

Sin embargo, senadores de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT) advirtieron que ese es el motivo central y por ello debe rechazarse esa propuesta del presidente Felipe Calderón para eliminar la reserva al artículo de la Convención Americana de Derechos Humanos, que indica la protección de la vida a partir del momento de la concepción.

González Morfín sostuvo que la intención del Ejecutivo no tiene que ver con la despenalización del aborto en el Distrito Federal, sino con el reconocimiento de los tratados internacionales que tienen que ver con derechos humanos y uno de los más importantes en esa materia es el Pacto de San José, que deberíamos asumir en su cabalidad.

El perredista Pablo Gómez y el coordinador del PT, Ricardo Monreal, señalaron, sin embargo, que al retirar la reserva del Pacto de San José, el gobierno mexicano se obliga a legislar bajo el principio de proteger la vida a partir del momento de la concepción, lo que significa ir contra la despenalización del aborto y, por tanto, contra el Código Penal capitalino.

Monreal advirtió que deben estar alertas porque se trata de una votación de mayoría simple y el Partido Acción Nacional (PAN) busca aliados. De entrada la bancada panista pretende sumar a sus 50 votos los seis de los senadores del Verde Ecologista. Ayer el coordinador de esa bancada, Arturo Escobar, dijo que no han analizado ese tema, pero su postura es abiertamente contra el aborto.

El PAN comenzó a hacer cuentas y sólo le faltarían nueve votos para lograr los 65 necesarios para la mayoría simple. Por ello, comenzaron a cabildear con los cinco legisladores de Nueva Alianza y los cuatro restantes sacarlos del PRI, sobre todo de los estados en que el tricolor avaló la penalización del aborto.

Sobre el tema, la perredista Claudia Corichi dijo que independientemente de la decisión de los ministros de la Suprema Corte, Margarita Luna Ramos, Jorge Pardo Rebolledo, Guillermo Ortiz Mayagoitia y Salvador Aguirre Anguiano, quienes han faltado a un deber con la nación, el PRD seguirá luchando en el Senado para construir leyes que abonen en proteger los derechos fundamentales de las mujeres.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario