14/09/2011

Mal panorama porque estudiaste o porque no lo haces en este gobierno



El índice de desempleo es superior entre quienes cursaron licenciatura, revela informe

México, único país de la OCDE en que estudiar más no da ventajas

El país, segundo lugar en número de personas sin completar estudios mayores a secundaria

Karina Avilés
Periódico La Jornada
Miércoles 14 de septiembre de 2011, p. 40

En México, a contracorriente de lo que ocurre en el resto de las naciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), tiene más ventajas contar con primaria o secundaria que con estudios universitarios. La proporción de desempleo entre quienes cursaron enseñanza superior es de 4.4 por ciento, la más alta en comparación con quienes apenas terminaron la educación básica o la media superior, con 4 y 4.2 por ciento, respectivamente.

El informe Panorama de la educación 2011, publicado por el organismo internacional, señala que México ocupa el segundo lugar entre las 34 naciones de la organización en cuanto a porcentaje de población de entre 25 y 64 años –esto es, más de 50 por ciento en esos niveles de edad– que no ha completado estudios mayores a secundaria.

El secretario general de la organización, José Ángel Gurría, advirtió que el costo para personas y sociedad de que los jóvenes abandonen la escuela sin graduarse va en aumento, por lo cual se debe evitar el riesgo de perder generaciones.

De acuerdo con el reporte, en la mayoría de las naciones de la OCDE los adultos con título universitario tuvieron menores probabilidades de estar desempleados y ser menos afectados por el aumento generalizado de la desocupación entre 2008 y 2009.

Sin embargo, para los mexicanos con estudios profesionales el desempleo ha ido en aumento, al pasar de 2.8 por ciento en 2007 a 4 por ciento en 2009.

En cambio, para quienes tienen estudios mayores a secundaria o carrera técnica la desocupación bajó de 4.4 por ciento en 1997 a 4.2 en 2009.

En el caso de quienes sólo cuentan con instrucción básica, el desempleo pasó de 2.6 a 4 por ciento en dicho periodo. No obstante, se mantuvo en promedio en 2 por ciento. Incluso, todavía en 2008 el porcentaje fue de 2.4.

La tasa de desocupación entre los mexicanos con enseñanza superior fue mayor a la de países como Hungría y Corea, con 3.5 por ciento; Luxemburgo (3.7), Eslovenia (3.1) y Eslovaquia (3.9), entre otros.

En esas naciones, a diferencia de México, la mayor tasa de desocupación se concentró entre quienes sólo cuentan con educación básica. Por ejemplo, en Eslovaquia el desempleo entre quienes cursaron la primaria y la secundaria llegó a 38.3 por ciento; en Hungría, a 21, y en Israel, 10.8. Por ello el organismo señala que en nuestro país el incremento de la desocupación dependió en menor medida del nivel educativo.

El informe advierte que en la mayoría de las naciones de la OCDE –lo cual no ocurre en México– 84 por ciento de la población con instrucción superior tiene acceso al mercado laboral. La tasa de empleo es 27 puntos más alta para quienes tienen nivel universitario, en comparación con quienes no concluyeron la enseñanza media superior.

La educación es el mejor seguro contra el desempleo y para permanecer en el mercado laboral en tiempos de dificultades económicas, subraya el organismo internacional.

Para expertos de la UAM, informe de la OCDE revela fracaso del Estado mexicano

Bomba de tiempo, tener más de 7 millones de ninis, afirma especialista

Karina Avilés, Laura Poy y Ariane Díaz
Periódico La Jornada
Miércoles 14 de septiembre de 2011, p. 41

El coordinador del Seminario de Investigación en Juventud de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Antonio Pérez Islas, advirtió que tener más de 7 millones de jóvenes sin escuela ni trabajo es una bomba de tiempo que reventará pronto, porque habrá una generación en total desapego a la institucionalidad que le será más fácil vincularse con la informalidad o la extralegalidad.

Por su parte, especialistas en educación afirmaron que el incumplimiento del Estado de su obligación de garantizar el acceso a la enseñanza favorece la construcción de una sociedad poco equitativa y más pobre.

En entrevista, Pérez Islas apuntó que la cifra de 7 millones 226 mil ninis, proporcionada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su informe más reciente, ratifica que las dos grandes instancias que deberían atender esa población, esto es, el sistema educativo y el productivo, no lo están haciendo.

De ahí que de ese estudio se desprenda una nueva llamada de atención a las instituciones que no cumplen sus objetivos.

Al respecto, Gustavo Rojas Bravo y Claudia Santizo, catedráticos de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y expertos en enseñanza, expresaron que los resultados del informe ponen en evidencia no sólo el incumplimiento del Estado a un mandato constitucional, que es dar acceso a educación pública, laica y de calidad. En el fondo, la discusión es si la enseñanza aún es un derecho humano o un negocio, y es claro cuál ha sido la respuesta de los gobiernos.

Respecto de que México es la primera nación de la OCDE con mayor número de mujeres jóvenes que no estudian ni trabajan, Santizo comentó que ello puede ser resultado del fracaso de la educación básica en inculcar a los niños el valor que tienen como personas, pues los proyectos de construir familia y vivir la maternidad no se contraponen ni deben limitar el derecho a acceder a la educación media superior y superior.

Por su parte, Mónica Orozco, directora general de Evaluación y Desarrollo Estadístico del Instituto Nacional de las Mujeres, consideró que dicho reporte pone sobre la mesa el tema del trabajo no remunerado, que tradicionalmente llevan a cabo niñas y adolescentes.

Una de las principales actividades de las jóvenes que no estudian ni trabajan tiene que ver con el cuidado del hogar y de personas. Señaló que sólo el reconocimiento de dichas labores no es suficiente. Hay que actuar en consecuencia, y ello implica promover servicios de cuidado infantil que permitan a las mujeres sumarse al sector productivo, así como a espacios educativos y recreativos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario