21/09/2011

Turbulencia financiera


La violencia, grave lastre que coloca a México a la zaga de AL, advierte el Banco Mundial

El crecimiento del país, por debajo del de Guyana o Surinam, diagnostica el organismo internacional

Alaba la contención fiscal, pese a que es la única nación de la zona en la que aumenta la pobreza

Foto
La pobreza aumentó en México en 3.2 millones de personas entre 2008 y 2010. Es el caso de músicos oaxaqueños que actúan en el Metro Eugenia de la ciudad de México, a cambio de unas monedasFoto Yazmín Ortega Cortés


Roberto González Amador
Enviado
Periódico La Jornada
Miércoles 21 de septiembre de 2011, p. 2

Washington, 20 de septiembre. La incapacidad para generar crecimiento económico se convirtió en el talón de Aquiles de México. El país marcha a la zaga de América Latina y el Caribe en actividad productiva y reducción de la pobreza. En ese marco, destacó este martes el Banco Mundial, la violencia que padece el país se convirtió en un obstáculo importante para el desarrollo.

En los grandes números macroeconómicos, los relacionados con la contención del déficit fiscal y de la inflación, México es uno de los países mejor comportados de la región, expresó Augusto de la Torre, economista en jefe para América Latina del Banco Mundial (BM).

El tema del crecimiento de largo plazo de México sigue siendo la gran pregunta, añadió. Sí quiero dejar sentada la preocupación de que la insuficiencia de crecimiento de México es un problema no sólo para el país y su población, sino también para toda la región, por el hecho de que la economía mexicana representa una quinta parte del producto interno bruto latinoamericano.

México también ha mostrado mayor lentitud que la mayoría de naciones latinoamericanas para salir de la recesión de 2009. Y a esas complicaciones, relacionadas con la dependencia de la economía estadunidense, se ha sumado la violencia como freno al desarrollo del país.

Cada vez hay más conciencia entre los estudiosos del desarrollo latinoamericano de que los problemas de violencia asociados con el crimen organizado y el tráfico de drogas se están volviendo una cortapisa importante para el desarrollo económico y social de los países de Centroamérica y México, expresó De la Torre, en una reunión con medios de prensa latinoamericanos este martes.

Para el especialista, la relación entre violencia y freno al desarrollo es cada vez más relevante. No es un problema trivial, es un problema de enorme importancia que requiere respuestas de política coordinadas, decisivas y muy complicadas. Cada vez hay menos duda de que (la violencia) se está volviendo un factor adverso para el desarrollo de esa subregión.

El lastre que representa la violencia para el crecimiento se ha añadido a problemas que ya arrastraba la economía mexicana, una de las de más bajo desempeño en la región, como mostraron este martes el BM y el Fondo Monetario Internacional (FMI), al inicio de una semana de trabajos de su reunión anual.

México ha marcado diferencia en cuanto a la reducción de la pobreza. De la Torre presentó hoy un reporte sobre la región en el que el Banco Mundial documenta que en los años recientes Latinoamérica en promedio ha tenido desempeño económico que ha logrado disminuir el número de pobres.

Entre 2009 y 2010, por lo menos 5 millones de latinoamericanos dejaron la pobreza, como lo hicieron otros 50 millones de habitantes de la región entre 2002 y 2008. En lo que toca a los pasados años, México ha ido a la inversa de esa tendencia regional.

La pobreza aumentó en México en 3.2 millones de personas entre 2008 y 2010, hasta llevar a 52 millones de mexicanos a esa condición, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el organismo público encargado de la medición de la pobreza en México.

En este año y el siguiente, México crecerá menos que el promedio latinoamericano, mostraron este martes reportes del BM y el FMI.

El FMI anticipó que el producto interno bruto (PIB) aumentará este año 3.8 por ciento, dos décimas menos que lo calculado por el gobierno mexicano, inferior a la media regional, de 4.5 por ciento. En 2012, el PIB mexicano crecerá 3.6 por ciento (el gobierno calcula 4.5), mientras, en el plano regional, el avance será de 4 por ciento, según el FMI.

En México, ubicado por el Banco Mundial en el grupo latinoamericano de países de bajo crecimiento, la población tiene en 2011 un ingreso 18 por ciento más bajo que el nivel previo a la crisis. Para este conjunto de naciones el crecimiento promedio del producto interno bruto será de 0.3 por ciento entre 2008 y 2012, una novena parte del 2.7 por ciento que el organismo anticipa para la región en conjunto.

El grupo de lo que el organismo clasifica como países de bajo crecimiento en la región está formado por: Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Dominica, El Salvador, Granada, Jamaica, México, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Trinidad y Tobago y Venezuela.

En contraste, las naciones de crecimiento alto –Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, República Dominicana, Guyana, Panamá, Paraguay, Perú, Surinam y Uruguay– reportan un crecimiento que este año regresó a la dinámica previa a la crisis de 2009. Para el periodo de 2008 a 2012 el Banco Mundial calcula que su economía crecerá 5.1 por ciento en promedio, el doble del esperado para la región.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario