15/09/2011

Investigadora del Colmex presenta libro


Poco transparentes los manejos de varias ONG

Laura Poy Solano
Periódico La Jornada
Jueves 15 de septiembre de 2011, p. 19

A pesar que existen más de 20 mil organizacione civiles en el país, la mayoría aún tienen esquemas de organización autoritarios, clientelares y jerárquicos, a lo que se suman las faltas de rendición de cuentas y de transparencia en el uso de sus recursos, destacaron especialistas de El Colegio de México (Colmex).

Al presentar su obra Sociedad civil organizada y democracia en México, María Fernanda Somuano, politóloga e investigadora de esa casa de estudios, agregó que si bien su aparición ha tenido un papel importante en la transformación de la agenda democrática en el país, y muchas de ellas han hecho un trabajo relevante, otras no han logrado abandonar esquemas de organización similares a los que teníamos hace 40 años, es decir, clientelares y autoritarios.

Indicó que actualmente sólo agrupan entre 3 y 5 por ciento de la población nacional y en su mayoría quienes las integran tienen entre 46 a 68 años, con recursos socioeconómicos altos o medio altos.

En entrevista, subrayó, que para consolidar una organización se requiere tener cierto nivel educativo y de ingreso, pues para organizarse y se necesitan recursos.

Por ello, quienes enfrentan condiciones de alta marginación, explicó, cuentan con menos posibilidades de integrarse en una organización de la sociedad civil, pues es el sector que más riesgo tiene de involucrarse en un sistema clientelar donde es el cacique el que organiza.

Por su parte, Soledad Loeza, catedrática del Colmex y colaboradora de La Jornada, destacó que Somuano aborda en la obra el papel que las organizaciones de la sociedad han tenido en la democracia, sobre todo en los cambios de agenda, pues lograron introducir temas relevantes, como son los observadores electorales, en derecho humanos, género y protección al medio ambiente, entre otros.

Sin embargo, indicó, nos alerta sobre el hecho de suponer que son los agentes únicos de la democracia, pues en realidad lo que muestra su investigación es que son menos democráticas de lo que uno piensa. Además tienen problemas y contradicciones que son muy propias del contexto donde se mueven, es decir, bajo esquemas autoritarios, altamente jerárquicos y poco democráticos.

En el acto, convocado en la sala Alfonso Reyes del Colmex, en el que participaron los investigadores Alberto Aziz Nazif y José Antonio Aguilar, la especialista subrayó que estas organizaciones no han sido los protagonistas centrales de la democratización en México, aunque han jugado un papel importante, incluso, en cierta forma podríamos considerarlo complementario.

Es evidente, agregó, que es necesario ser muy cuidadosos con esas organizaciones a las que no debemos de idealizar, porque en última instancia son poco representativas y no rinden cuentas, pues no hay un control de sus propias acciones ni del manejo de sus gastos.

Aguilar, profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas, destacó que al menos un tercio de las organizaciones se dedican a la asistencia social, aunque las más visibles están vinculadas con la defensa de los derechos humanos.

Sin embargo, indicó, tampoco se puede afirmar que sus integrantes son más democráticos que los ciudadanos que no participan, pues tiene más probabilidad de pertenecer a una organización civil, aquellos ciudadanos que consideran que el voto ya no tiene ninguna utilidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario