14/09/2011

Carencias severas en educación, alimentación y vivienda: PNUD



Reducción de muertes maternas y cuidado ambiental, temas pendientes


Claudia Herrera Beltrán
Periódico La Jornada
Miércoles 14 de septiembre de 2011, p. 19

México no presenta avances al ritmo esperado en 14 de los 62 indicadores de las Metas del Milenio de la Organización de Naciones Unidas (ONU), por lo que su cumplimiento está en riesgo.

Entre éstas se encuentran la disminución de la mortalidad materna en tres cuartas partes, el objetivo de dar empleo a los mexicanos en edad de trabajar y la disminución a la mitad de personas que habitan en hogares en pobreza alimentaria.

El Informe de Avance 2010 de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en México, presentado ayer por la representación de la ONU en México a propósito de los compromisos adquiridos por 189 países hace 11 años, indica también que el ámbito con mayor rezago es el de medio ambiente. De sus seis indicadores, cuatro están en riesgo de incumplirse: la proporción de superficie cubierta por bosque, la disminución de emisiones de dióxido de carbono total y per cápita y la proporción de recursos hídricos utilizada.

En un cuadro se indican los ocho objetivos del Milenio divididos en 62 indicadores, de los cuales 11 ya se cumplieron, 37 están en posibilidades de alcanzarse y 14, si bien observan avances, no se presentan al ritmo esperado, razón por la cual el cumplimiento de las metas está en riesgo.

Aunque en la introducción Magdy Martínez Soliman, representante residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en México (PNUD), considera asequible reducir la pobreza, expresa que el reto radica en disminuir la desigualdad tanto en términos de distribución del ingreso como de carencias sociales severas en educación, alimentación y vivienda. Plantea que se deben atacar las bolsas de pobreza de las niñas, niños y adolescentes.

Un listado adicional de metas más allá del Milenio marca que México está en riesgo de incumplir el objetivo de reducir a la mitad la proporción de personas en pobreza alimentaria entre 1990 y 2015. Lo ideal es que en cuatro años 6.7 por ciento de la población urbana se encuentre en esta condición, pero el informe de 2010 indica que esta cifra aún es de 12.6 por ciento. La proporción de la población que habita en las zonas rurales en 2010 fue de 29.3 por ciento, cuando el objetivo es que sea de 17.8 para 2015.

Uno de los indicadores más preocupantes es el de la reducción del número de muertes asociadas con el periodo prenatal, el parto y el puerperio. A pesar de los avances logrados y de que más de 90 por ciento de los alumbramientos cuentan con asistencia de personal sanitario capacitado, la tendencia en la reducción de la mortalidad materna en el periodo de 1990-2010 no parece ser suficiente para alcanzar la meta planteada para 2015.

Refiere que de 1990 a 2010, la razón de mortalidad materna se ha reducido en México en 35.5 puntos, al pasar de 89 muertes por cada 100 mil nacidos vivos a 53.5. Pero como el país perfeccionó la medición de fallecimientos maternos para su mejor medición, ahora se documentan alrededor de 100 que no se habían contabilizado.

Otro déficit se ubica en la meta de lograr empleo productivo y trabajo decente para todos, incluyendo mujeres y jóvenes. El 2009 fue el único año en el que la tasa de crecimiento del producto interno bruto por persona ocupada cayó a menos 7.4 por ciento, atribuido por el gobierno federal a la crisis económica.

Si bien la equidad de género se alcanzó en educación, el problema se encuentra en la proporción de escaños ocupados por la población femenina en el Congreso de la Unión. En 2009 fue de 27.8 por ciento en la Cámara de Diputados y de 20.3 en el Senado, cuando lo ideal sería que hubiera una proporción igualitaria entre hombres y mujeres. De hecho, Martínez Soliman señala que la desigualdad salarial es uno de los principales aspectos a combatir.

Otras dos metas que están en riesgo de no alcanzarse son las de detener y comenzar a reducir para 2015 la propagación del VIH/sida. La prevalencia de esta enfermedad en población adulta se incrementó de 0.146 a 0.378 por ciento, y bajó la proporción de uso de preservativo en la última relación sexual en hombres que tienen sexo con otros hombres (de 79.2 hace 21 años a 63.2 en 2010).

El mayor atraso de México se encuentra en el objetivo siete, referente a garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, donde también ha habido retrocesos. Por ejemplo, la proporción de la superficie cubierta por bosques y selvas bajó de 35.3 a 34 por ciento, mientras la proporción de recursos hídricos utilizada subió de 15.7 en 2003 a 17.5 por ciento en 2009.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario