18/09/2011

Reconocen no haber respondido con fuerza ante clima de inseguridad


Anuncian más de 100 líderes religiosos que se sumarán a la Caravana por la Paz


Carolina Gómez
Periódico La Jornada
Domingo 18 de septiembre de 2011, p. 12

Más de 100 líderes religiosos e integrantes de alrededor de 40 confesiones cristianas e instituciones de inspiración creyente, entre ellas miembros de las iglesias bautistas, presbiterianas, menonita, anglicana y comunidades eclesiales de base asumieron un compromiso público por la justicia y dignidad del país.

En un documento especifican que debido a la absurda guerra en contra del narco y las acciones de la delincuencia organizada, el país enfrenta uno de los momentos más dolorosos de su historia, caracterizado por una violencia e inseguridad estructurales, y cuyas raíces más profundas son la pobreza y la desigualdad.

Ante esto los miembros de estas iglesias exponen que apoyan el llamado hecho por la Caravana del Sur, que encabeza el poeta Javier Sicilia, con lo cual se suman al Movimiento por la Paz y expresan solidaridad con las víctimas de la violencia.

Establecen que el pasado 2 de septiembre, un centenar de líderes religiosos se reunieron con miembros del citado movimiento para establecer un diálogo abierto y ecuménico sobre los principales desafíos que el contexto de violencia e inseguridad hace a las iglesias y personas de fe, y sobre la urgencia de impulsar caminos no violentos de resistencia civil, en un escenario nacional marcado por el dolor y el desastre nacional.

Agregan que en franca solidaridad con las víctimas, las iglesias e instituciones participantes asumen un compromiso público por abatir el miedo y la inseguridad que hoy imperan en el país, al reconocer en primer lugar que no han respondido con la suficiente fuerza a esta situación .

En el escrito indican que la mesa de diálogo Iglesias por la paz hace un firme llamado de justicia a las autoridades gubernamentales y pide a las jerarquías de sus iglesias no permanecer en el silencio ante la violencia e inseguridad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario