13 sep 2010

De Chiapas a Chihuahua el sentimiento de los habitantes es de tristeza y desánimo

La desigualdad, igual que en la época de Hidalgo y Morelos, opina López Obrador

Asegura que las inundaciones en Tabasco son por negligencia criminal de la CFE

Ángeles Mariscal
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 13 de septiembre de 2010, p. 13

Tuxtla Gutiérrez, Chis., 12 de septiembre. Llegamos al bicentenario del inicio de la guerra de Independencia en la misma situación de desigualdad que había en la época de Hidalgo y Morelos. Además, no hay trabajo y existe mucha pobreza, inseguridad y violencia en todos lados, sostuvo Andrés Manuel López Obrador.

El político mexicano, en gira por Chiapas, explicó que en su recorrido por el país ha visto en los ciudadanos un sentimiento de tristeza. De Chiapas a Chihuahua, pasando por el centro del país, el sentimiento general de los habitantes es de tristeza y desánimo para celebrar el bicentenario, expresó.

Se les ve muy tristes porque no hay nada que celebrar. La gente está muy desesperada porque no hay trabajo, existe mucha pobreza, inseguridad y violencia. Eso se manifiesta en todos lados y se nota hasta en las banderitas. Antes había en las casas y en los coches, pero hoy son pocas las que se ven, añadió.

De acuerdo con el tabasqueño, “estamos en la misma situación de desigualdad que en la época de Miguel Hidalgo y José María Morelos. En los Sentimientos de la Nación Morelos hablaba de que había que moderar la indigencia y la opulencia, procurar la igualdad. Doscientos años después hay más desigualdad que entonces, porque unos cuantos lo tienen todo y la inmensa mayoría carece hasta de lo más indispensable”, enfatizó.

El ex jefe de Gobierno del Distrito Federal explicó: en casi todos los países de América Latina se logró la independencia política al mismo tiempo, porque la corona española entró en crisis. El distintivo en nuestro país es que no sólo se lucha por la independencia política, sino por la justicia. Es por ello que excomulgan a Hidalgo, quien en su juicio expresó que el único Dios de sus opresores era el dinero.

La lucha de Independencia en México fue del pueblo pobre contra la oligarquía de su tiempo, agregó.

Destacó que se debe seguir luchando por lo que Hidalgo y Morelos pugnaron, “decir a la gente que Hidalgo proclamó la abolición de la esclavitud, que Morelos quería la igualdad y que se elevara el salario del peón, que se educara al hijo del campesino igual que al del hacendado.

Hay que animar a la gente, decirle que hay salidas y todo depende de hacer a un lado a la mafia del poder, que es la que ha dañado a México y es la responsable de la tragedia nacional. Hay que animar a la gente para que todos logremos el resurgimiento de México, enfatizó.

López Obrador dijo que hoy día se sigue batallando como en 1810. Estamos luchando por lograr el cuarto cambio en la vida del país. Ya pasamos la Independencia, la Reforma y la Revolución, y estamos luchando por la cuarta transformación, abundó.

En otro orden, López Obrador expresó su inconformidad y protesta por las inundaciones en Tabasco. Aseguró que a esa entidad la está inundando la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Tabasco no se está inundando por las lluvias, sino porque abrieron las compuertas de la presa Peñitas. Están soltando un mundo de agua y vertiéndola sobre la planicie que es Tabasco. Están pensando soltar 2 mil 500 metros cúbicos por segundo. Sueltan el agua porque han privatizado la industria eléctrica y permitieron, violando la Constitución, que se instalaran en nuestro territorio plantas de empresas extranjeras a las que la Comisión Federal de Electricidad les compra la energía, sostuvo.

Esa decisión, continuó, implicó que la CFE dejara que se llenaran los vasos del sistema hidrológico del Grijalva, que está compuesto por las presas La Angostura, Chicoasén, Malpaso y Peñitas, al detener el sistema de turbinación que genera la energía eléctrica.

En las cuatro hidroeléctricas de Chiapas se trabajó la mitad de lo del año pasado. Ello se traduce en que mantuvieron los embalses llenos y ahora tienen que soltar el líquido, y eso es lo que está ocasionando las anegaciones, aseguró.

El político señaló que esa acción deriva de los negocios de Felipe Calderón con Alfredo Elías Ayub, director de la CFE, para dar preferencia a la generación y compra de energía de las empresas extranjeras, sobre todo las españolas, que son las que están generando la mayor parte de la energía que compra la paraestatal.

Voy a pedir a los senadores de nuestro movimiento que se trate este asunto y se llame a comparecer a Elías Ayub, porque es negligencia criminal por corrupción la que está generando las inundaciones en Tabasco, apuntó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario