25/09/2010

Critica HRW mensajes contradictorios de Calderón sobre protección de derechos

Por un lado habla de defensa y por otro dice que son falsas las quejas por violaciones, señala en carta

Emir Olivares Alonso
Periódico La Jornada
Sábado 25 de septiembre de 2010, p. 12

Human Rights Watch (HRW) manifestó preocupación por los mensajes contradictorios expresados por Felipe Calderón sobre la protección a los derechos humanos en México.

Por un lado –señala–, el titular del Ejecutivo federal habla de la defensa de las garantías individuales, y por otro afirma que las denuncias de violaciones a dichas garantías no son ciertas o que las autoridades simplemente no cometen abusos.

En época de violencia extrema, el gobierno tiene la obligación de proteger las garantías fundamentales de la población, en lugar de ignorarlas con el pretexto de restablecer la seguridad, señaló José Miguel Vivanco, encargado para las Américas de HRW, en una carta dirigida a Calderón.

El activista demandó al titular del Ejecutivo manifestar públicamente que el respeto a los derechos humanos es un aspecto integral de sus medidas de seguridad pública, y respaldar dicha postura con el fortalecimiento de la legislación, las instituciones y prácticas para proteger dichas garantías.

Vivanco consideró que si bien México está inmerso en una grave crisis de seguridad pública que no se ha solucionado de manera adecuada, que ha ocasionado más de 28 mil muertos en lo que va del sexenio y desatado un clima de violencia que pone en riesgo la seguridad y el bienestar de la población –además de que afecta muchas de las libertades fundamentales de la ciudadanía, como la de expresión y de tránsito, así como la participación política–, el uso del Ejército no es la solución, pues las denuncias en su contra por abusos van en aumento.

Desde que su gobierno desplegó decenas de miles de soldados para combatir el narcotráfico, se ha registrado un drástico incremento de violaciones a derechos humanos, sostuvo Vivanco en la misiva.

Recordó que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos ha comprobado más de 60 casos de abusos graves cometidos por militares durante la administración calderonista, como ejecuciones ilegales, violaciones sexuales y torturas. Además de que existen más de 4 mil denuncias por presuntos abusos perpetrados por el Ejército.

Los problemas de derechos humanos son rutinariamente excluidos en el discurso sobre su estrategia de seguridad, dijo Vivanco. Puso como ejemplo que durante los Diálogos por la Seguridad a que convocó, se excluyó a las organizaciones civiles de defensa de estas garantías, y no tocó el tema en ninguna de sus participaciones.

Las pocas ocasiones en que Calderón se ha referido a los derechos humanos se ven opacadas por “declaraciones contradictorias, donde incluso cuestiona la veracidad de las denuncias de violaciones a dichas garantías.

“Anunciar el compromiso del gobierno con los derechos humanos tiene valor escaso si, al mismo tiempo, se afirma que las denuncias de abusos ‘no son ciertas’ o que las autoridades simplemente no cometen abusos.”

Frente a esto, HRW sugirió a la administración federal tomar las medidas necesarias para asegurar que el respeto a las garantías fundamentales forme parte de las iniciativas gubernamentales para mejorar la seguridad pública.

En primer lugar, planteó que se juzgue en el sistema civil a los integrantes de las fuerzas armadas acusados de violar los derechos humanos, desautorizar a los funcionarios que atacan a periodistas y a activistas, proteger a ambos gremios y acelerar la visita del relator especial sobre ejecuciones extrajudiciales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario