19/09/2010

Instan senadores al gobierno a aclarar si actúan fuerzas paramilitares en el país

Hay evidencia de que operan grupos ilegales en varios estados, advierte Ricardo Monreal

La ingobernabilidad y la desconfianza hacia la policía, origen de los escuadrones: legisladores

Andrea Becerril
Periódico La Jornada
Domingo 19 de septiembre de 2010, p. 8

La Comisión de Seguridad Pública del Senado demandó al gobierno federal un informe detallado sobre la posible existencia en el país de grupos armados denominados escuadrones de la muerte.

Queremos que se nos informe, porque de ser cierto sería gravísimo; hay que recordar cómo le fue a Colombia con los cuerpos paramilitares, enfatizó el presidente de esa comisión, el panista Felipe González.

Se trata de una propuesta presentada por el coordinador del PT en el Senado, Ricardo Monreal, aprobada ya en comisiones, y que se votará ante el pleno la próxima semana.

El texto señala que ante los nulos resultados gubernamentales en el combate al narcotráfico, diversos sectores de la población, entre ellos los empresarios, han comenzado a auspiciar la creación de grupos armados para defenderse y hacer justicia por propia mano.

Monreal advierte que en otras épocas han operado grupos paramilitares o escuadrones de la muerte, entre ellos el Batallón Olimpia, que perpetró la matanza de Tlatelolco, en 1968; los Halcones que reprimieron de forma violenta a estudiantes en 1971, y durante el sexenio de Ernesto Zedillo, el grupo Máscara roja, el cual masacró a indígenas chiapanecos en Acteal.

Actualmente, sostiene en su iniciativa, hay evidencia de la actuación de otro tipo de agrupaciones ilegales, no impulsadas desde el gobierno, pero que realizan tareas de competencia exclusiva del Estado mexicano. Se trata de escuadrones con características similares a los paramilitares que operaron en Colombia, ya que se rigen con estructuras y disciplina castrense.

En Tamaulipas, Michoacán, Sinaloa, Jalisco, Guerrero y Quintana Roo, detalla, se ha hecho evidente la existencia de grupos de reacción o de choque, utilizados por particulares en sustitución de las fuerzas federales, debido a la ingobernabilidad existente en el país y a la desconfianza de la ciudadanía en los cuerpos policíacos.

No sólo los empresarios han creado sus grupos de choque, lo hizo también el alcalde de San Pedro Garza García, en Nuevo León, Mauricio Fernández Garza, quien los llamó equipos especiales de limpieza y trabajo rudo para defender al municipio de secuestradores y delincuentes.

En el dictamen, los legisladores de todas las fuerzas políticas que conforman la Comisión de Seguridad Pública, precisan que compete sólo a las fuerzas del orden legalmente establecidas la custodia y salvaguarda del estado de derecho, del clima social y de los bienes públicos de la nación.

Por ello, acordaron solicitar al gobierno de Felipe Calderón que a través de la Secretaría de Gobernación, la Procuraduría General de la República y el Centro de Investigaciones y Seguridad Nacional, haga llegar al Senado un informe detallado sobre la posible existencia de grupos armados denominados escuadrones de la muerte, en territorio nacional.

Los senadores solicitan un pronunciamiento de las tres dependencias sobre la ubicación, cantidad, circunstancias y modalidades implantadas por grupos de choque o de reacción que susceptiblemente puedan estar utilizándose por particulares en sustitución de las fuerzas federales, para realizar labores en materia de seguridad pública y de combate al narcotráfico.

El senador Felipe González dijo que esperan que las autoridades nos digan si han descubierto en alguna parte la existencia de cuerpos paramilitares.

El senador Monreal consideró importante que se haya aprobado la propuesta que presentó en noviembre del año pasado, porque hasta la fecha el gobierno de Felipe Calderón no ha dado una explicación veraz sobre los grupos armados, que actúan con flagrante impunidad, dedicados a eliminar delincuentes. “No se puede permitir –recalcó– que esa tendencia al paramilitarismo avance más en el país.”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario