22 sep 2010

ONG: lo dicho por Poiré fomenta la impunidad

Falta sensibilidad a las autoridades, señalan


Fernando Camacho y Ariane Díaz
Periódico La Jornada
Miércoles 22 de septiembre de 2010, p. 7

El hecho de que el vocero del gobierno federal en materia de seguridad, Alejandro Poiré, haya atribuido el asesinato del fotógrafo Luis Carlos Santiago –de El Diario de Ciudad Juárez– a motivos personales, demuestra la falta de sensibilidad de las autoridades y contribuye a aumentar la impunidad, señalaron activistas de organizaciones civiles y de derechos humanos.

Mientras tanto, una delegación de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y del Comité para la Protección de los Periodistas (CPP) se reunirán este miércoles con el presidente Felipe Calderón para manifestar sus preocupaciones con respecto al clima de violencia y hostigamiento que deben enfrentar los comunicadores en México, sobre todo en algunas ciudades del norte.

El objetivo fundamental es tratar el tema de la profunda crisis de libertad de expresión que vive México y la necesidad de una respuesta contundente del gobierno federal a un problema que es nacional, explicó Carlos Lauría, coordinador del programa para las Américas del CPP, en entrevista con la agencia alemana de noticias Dpa.

Por otra parte, para el secretario ejecutivo de Relaciones Públicas e Institucionales del Episcopado Mexicano, el presbítero Manuel Corral, el enfrentamiento entre El Diario y el gobierno federal, por medio de su vocero en materia de seguridad, Alejandro Poiré, se debe a que en este momento los ánimos de ambas partes están exacerbados; es decir, hay tensión, nerviosismo, angustia por los hechos que se han dado.

A su vez, Ricardo González, responsable del programa de protección a periodistas en México y Centroamérica, de la asociación Artículo 19, lamentó lo dicho por Poiré, pues de antemano desacredita la posibilidad de que sea un caso de ataque a la libertad de expresión, lo cual sirve para aumentar la impunidad lacerante que hay en México.

Las constantes agresiones a periodistas, señaló, se deben en buena medida a la inconsistencia e ineficacia de las investigaciones, lo cual demuestra el nivel de indiferencia del gobierno con respecto a este fenómeno, que es uno de los problemas más graves que hay en el país en materia de derechos humanos.

Por su parte, la directora del Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), Brisa Maya, consideró que lo dicho por Poiré es un claro ejemplo de lo poco que los tomadores de decisiones han logrado entender la problemática de los ataques a los periodistas.

De su lado, Édgar Cortez, investigador del Instituto de Derechos Humanos y Democracia, estimó que Poiré está asumiendo de manera equivocada el papel de agente del Ministerio Público, al privilegiar una sola hipótesis, que no necesariamente está sustentada en evidencias, con respecto a la ejecución del fotógrafo Luis Carlos Santiago.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario