10/09/2010

En 1970-1976 se hizo de al menos 50% de sus bienes, dice su ex abogado

Litigio contra Echeverría devela fortuna que amasó en su sexenio

Sólo en el DF tiene 40 casas, señala Bonilla, quien reclama $4 millones

Alfredo Méndez
Periódico La Jornada
Viernes 10 de septiembre de 2010, p. 13

Lo que era un secreto a voces desde la época de las administraciones presidenciales priístas: que los titulares del Ejecutivo amasan cuantiosas fortunas durante sus gestiones públicas, cobró fuerza ahora con un nuevo litigio que enfrenta en tribunales mexicanos Luis Echeverría Álvarez.

La riqueza económica que acumuló durante su gobierno (1970-1976) este político de 88 años fue puesta en evidencia este jueves por su ex abogado Heraclio Bonilla, quien aseguró a La Jornada que al menos 50 por ciento de los bienes –muebles e inmuebles– que hoy posee los adquirió durante su mandato.

Si hablamos en términos de dinero, al menos 50 por ciento de sus bienes los obtuvo cuando era presidente de la República. Estamos hablando de más de 40 casas en el Distrito Federal, de una de las viviendas de descanso más bonitas del Pacífico mexicano y de un terreno en Playa del Carmen (Quintana Roo), que sus hijos ofrecen en 130 millones de dólares, indicó Bonilla.

La revelación hecha ayer a este diario y a la periodista Carmen Aristegui se dio en el contexto de una demanda contra el ex presidente por el reclamo que el litigante hace ante tribunales civiles del pago de 4 millones de pesos –más intereses– por concepto de sus honorarios devengados de 2002 a junio pasado, cuando lo defendió por los casos de las matanzas del 2 de octubre de 1968 y 10 de junio de 1971.

Víctima de sus hijas

A decir de Bonilla, la responsabilidad de que Echeverría vuelva a estar en problemas legales –apenas hace dos años concluyó un litigio de seis años, en el que la Procuraduría General de la República (PGR) intentó, sin éxito, llevarlo a la cárcel por acusaciones de genocidio– es de sus hijas María Esther y María del Carmen, quienes fueron favorecidas por una donación de los bienes del ex mandatario con reservas de usufructo, la cual, a decir del litigante, mantiene a Echeverría en estado económico y emocional lamentables.

El abogado aseguró ayer que el pleito contra integrantes de la familia Echeverría comenzó en junio pasado, cuando las hijas del ex Presidente dejaron de cubrir el salario mensual que se le pagaba desde 2002. A partir de esa determinación, el jurista optó por demandarlo, lo que ocurrió el pasado miércoles. La última vez que pude hablar con el ex presidente Echeverría (hace dos meses) me dijo que le afectaba mucho la actitud de sus hijas (quienes actualmente administran todos los bienes del político); me dijo que ya no podría pagarme porque (ellas) le cortaron los recursos destinados a mis honorarios. La codicia de María Esther y María del Carmen llevaron de nueva cuenta a don Luis a un tribunal, expuso.

Según el litigante, el patrimonio que amasó Echeverría es gigantesco, pues sólo en la colonia San Jerónimo sus hijos han fraccionado cualquier cantidad de terrenos que fueron propiedad de don Luis.

–¿De cuántos terrenos estamos hablando? –se le preguntó.

–En los últimos tres años sus hijos han construido cuatro casas sólo sobre la calle Santiago, en lo que eran tres terrenos.

“Son tantas las propiedades que Echeverría donó a sus hijos con reservas de usufructo que tienen varias inmobiliarias para manejar sus bienes.

“Una de estas inmobiliarias es Administradora de Inmuebles‘Citlalli SA, que regula la mayoría de las propiedades de los Echeverría en el Distrito Federal. Entre hijos y nietos de don Luis, estamos hablando de unas 40 casas.

“Otra inmobiliaria es Club y Residencias de Cuernavaca SA de CV, que maneja una de las propiedades más caras en esa ciudad: la que fue del ex presidente (Manuel) Ávila Camacho y ahora es de los hijos de Echeverría. “Esa bella casa de Cuernavaca incluye dos terrenos boscosos de varias hectáreas; la adquirió siendo presidente.

Sé que gran parte de su fortuna la hizo durante su gobierno. Por ejemplo, la casa de descanso que tiene cerca de las costas de Ixtapa Zihuatanejo, una de las más bonitas del Pacífico mexicano, la obtuvo por ahí de 1974.

Bonilla descartó que Echeverría haya adquirido su fortuna de manera irregular. Eso no lo sé, y no lo creo; Luis Echeverría es un hombre íntegro. Que quede claro que en el ámbito legal el término adjudicación de bienes tiene diversas connotaciones: por donación, por herencia o por compraventa. Hasta donde tengo conocimiento, Echeverría compró esos bienes, no se los apropió de manera ilegal. Ningún presidente de la República tiene prohibido adquirir bienes mientras gobierna, puntualizó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario