26/10/2011

Critican las "mentiras" de los funcionarios sobre los apoyos

Jubilados de LFC exigen a legisladores pedir cuentas a Lozano y Vivanco
Foto
Gustavo Lugo Pérez y Alfredo Ríos Solís, representantes de jubilados del Sindicato Mexicano de Electricistas, ofrecieron una conferencia de prensa para informar la situación de los trabajadores despedidosFoto Cristina Rodríguez
Patricia Muñoz Ríos
Periódico La Jornada
Miércoles 26 de octubre de 2011, p. 14

El secretario del Trabajo, Javier Lozano, y el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Antonio Vivanco, tienen que explicar ante el Poder Legislativo los resultados que ha tenido el país con la liquidación de Luz y Fuerza del Centro, señalaron ayer representantes de jubilados y liquidados de la paraestatal, y sostuvieron que demandarán juicio político contra ambos funcionarios, por manipular datos oficiales y mentir sobre la supuesta reinserción laboral de la mayoría de los trabajadores despedidos.

En conferencia de prensa, Alfredo Ríos y Gustavo Lugo, representantes de jubilados y liquidados –respectivamente– de LFC, informaron que ya solicitaron al presidente de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, Tereso Medina, la comparecencia de ambos funcionarios para que informen de los saldos que ha dejado al país la extinción de esta empresa.

Sostuvieron que es falsa la información que dieron tanto el presidente Felipe Calderón en su quinto Informe de gobierno, como el secretario del Trabajo, Javier Lozano, en su última comparecencia sobre la supuesta reinserción laboral de más de 28 mil trabajadores liquidados de la paraestatal. Las promesas que hicieron tanto el Presidente como el secretario de Estado de que se contrataría en la CFE a los primeros que se liquidaran fue mentira; a la fecha sólo poco más de 3 mil de los liquidados fueron recontratados en esa paraestatal, es decir, menos de 10 por ciento del total.

Reiteraron que los otros esquemas de reinserción, como eran creación de empresas que darían servicios a la CFE, franquicias y demás, fracasaron porque no los apoyaron, por lo que 90 por ciento de los que creyeron en el gobierno y aceptaron su finiquito están sin empleo, y los datos dados por Lozano sólo son cuentas alegres.

Tanto Alfredo Ríos como Gustavo Lugo indicaron que la mayoría de los liquidados ha tenido que sobrevivir en la economía informal –muchos como vendedores ambulantes–, cuando están capacitados para realizar un trabajo altamente especializado y que requiere la ciudad. Denunciaron que el ofrecimiento de recontratación y los apoyos para que pusieran negocios fueron una burda farsa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario