25/10/2011

Denuncia el FPDT acoso de la Conagua

Celebra Atenco 10 años de resistencia

Busca revivir el proyecto del aeropuerto

Foto
El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco conmemoró el décimo aniversario del inicio de su resistenciaFoto Javier Salinas
Javier Salinas Cesáreo
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 25 de octubre de 2011, p. 16

San Salvador Atenco, Méx., 24 de octubre. El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco aseguró que los ejidatarios de la región padecen acoso constante de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para que vendan sus tierras y se concrete el proyecto Zona de Mitigación y Rescate Ecológico en el Lago de Texcoco, en 2 mil 600 hectáreas.

Este lunes, al conmemorar el décimo aniversario del inicio de su resistencia, los campesinos, junto con representantes de 15 organizaciones sociales, estudiantiles y sindicales, dijeron que se oponen a dicho proyecto porque es sólo una excusa para revivir la construcción de un aeropuerto en sus tierras.

Lucha contra trasnacionales

Jesús Adán Espinoza, uno de los dirigentes del FPDT, señaló que los procesos y despojos de tierras, bosques y aguas de los pueblos han sido constantes en México para dar paso a las empresas de gran capital. En la región continúa el clima de inseguridad, ya que el gobierno no ha abandonado el proyecto del nuevo aeropuerto en nuestras parcelas, ahora encubierto con el proyecto clandestino de Conagua, dijo.

Ignacio del Valle Medina sostuvo a su vez que el gobierno intenta apropiarse de sus tierras por diversos medios, pero los campesinos han dicho enfáticamente en asambleas ejidales que Atenco y sus ejidos no están en venta, y los pobladores seguimos en pie de lucha defendiendo nuestra tierra, recursos naturales, identidad, cultura y tradiciones, indicó.

La amenaza continúa sobre nuestras parcelas, ya que el gobierno no ha abandonado su interés de despojarnos y echarnos de nuestro territorio, ahora utilizando a Conagua, que con engaños intenta la compra de parcelas, que debemos seguir cultivando, ya que es el patrimonio de nuestros hijos, de nuestras familias. Ante esta situación de incertidumbre hay que estar alertas, agregó.

Durante un foro en el que participaron integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas, estudiantes y profesores de la Universidad Autónoma Chapingo, mineros de Hidalgo, adherentes a la otra campaña y miembros de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero, entre otras organizaciones, los miembros del FPDT reseñaron sus 10 años de lucha.

Machetes, símbolo de trabajo

Recordaron que el 22 de octubre de 2001, la vida en los pueblos de la región Atenco y Texcoco cambió radicalmente, pues se emitieron decretos para expropiar más de 5 mil hectáreas de sus tierras de cultivo para construir el aeropuerto alterno de la ciudad de México.

Fue el despertar a una nueva realidad, una realidad sin nada, a partir de ese amanecer, con un decreto expropiatorio que no era más que un despojo, el exterminio de una civilización ancestral, originaria, con su identidad, cultura y tradiciones, que ha estado ahí desde siempre y que no estaba dispuesta a cambiar eso por nada; es así como todos decidimos defender lo que es nuestro, por razón y derecho, dijo Ignacio del Valle.

Campesinos y pobladores de Atenco y de Texcoco protestamos el mismo día en que se anunció la expropiación y durante el transcurso de la lucha, con el machete arriba como símbolo de instrumento de trabajo en el campo, iniciamos movilizaciones y una resistencia, señaló.

También relataron la represión sufrida los días 3 y 4 de mayo de 2006, cuando fuerzas federales y estatales tomaron el poblado de Atenco. Asimismo, exigieron castigo para el ex gobernador mexiquense, Enrique Peña Nieto, a quien señalaron como el principal responsable de la represión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario