31/10/2011

"Aunque me duelan los pies o muera de sed, nunca dejaré de buscar a mi hijita", dice una



Llega a Tenosique caravana de madres en busca de centroamericanos desaparecidos


René Alberto López
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 31 de octubre de 2011, p. 11

Tenosique, Tab., 30 de octubre. La pérdida de un hijo es como estar muertos en vida, reza la leyenda en un cartel colocado en una de las paredes de la Casa del Migrante La 72, en este municipio fronterizo, adonde este mediodía arribó la Caravana de Madres en Busca de sus Desaparecidos, integrada por 33 mujeres centroamericanas, que son apoyadas por diversas organizaciones no gubernamentales (ONG).

Hace tres días salieron de la ciudad de Tegucigalpa, Honduras, exactamente de la sede de la Red de Comités de Familias de Migrantes Hondureños, ubicada en el barrio Guadalupe, con el propósito de persistir en la búsqueda de cientos de desaparecidos, y éste domingo ingresaron en México por el cruce fronterizo conocido como El Ceibo.

La movilización de la caravana es apoyada por las organizaciones Pastoral de Movilidad Humana y la Red de Comités de Familias de Migrantes (Comifa), ambas de Honduras; el Movimiento Migrante Mesoamericano, de México, así como la Casa del Migrante La 72, coordinada por el fraile franciscano Tomás González Castillo, con sede en este municipio.

Rosalinda Rivas, coordinadora de proyectos de Comifa, resaltó: Esta es la séptima caravana que se organiza con el propósito de cerrar el duelo de esas madres que sufren, y de sus familiares, porque hay casos en que se desintegran por la pérdida de un hijo.

Informó que sólo en Honduras hay 600 casos de desparecidos, pero con estas movilizaciones ya han tenido resultados, pues explica que tres familias han encontrado a sus hijos, uno de ellos después de 20 años de haber desaparecido.

–Las madres que buscan a sus hijos, ¿entran en México sin documentación?

–No. Traen visas. Nosotros en tanto organización pedimos el apoyo de la Secretaría de Relaciones Exteriores allá en Honduras, y el gobierno de Tegugigalpa hace los trámites ante las autoridades mexicanas.

–¿Cómo hacen para costear la movilización?

–Buscamos enlaces con diversas organizaciones a fin de conseguir apoyos; también con la Iglesia católica.

Exactamente a las 12 horas arribó a Tenosique el contingente de mujeres, que fue recibido por migrantes refugiados en ese lugar. En las instalaciones, adornadas con globos blancos y verdes, se colocó un altar con pan de muerto y naranjas.

En la pared se observa una lona con la leyenda: De 2009 a 2011 más de 20 mil personas migrantes secuestradas, dejando ganancias anuales de 50 mil millones de dólares al crimen organizado. Resalta una fotografía de la matanza de 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas, ocurrida en agosto de 2010.

Cada vez que veo esa foto me da vergüenza, afirmó ante las mujeres el fraile Tomás González, quien explicó que debido a ello la casa que preside lleva ese nombre.

“Exigimos al Estado mexicano que nos escuche, que vea sus rostros [de las madres], que vea sus lágrimas, porque esto no puede seguir pasando en nuestro país. No queremos más secuestros, no queremos más asesinatos, no queremos más autoridades coludidas con la delincuencia. No tengan miedo, y les pedimos perdón, porque estamos en un país tomado por la delincuencia, pero esto no debe seguir así”, agregó el religioso.

Nuestro corazón nos dice que están vivos

Las mujeres formaron un semicírculo en el salón principal de la Casa del Migrante, donde platicaron con los medios de comunicación. Tenemos la esperanza de encontrar a nuestros hijos, o alguna pista que nos lleve a ellos, porque nuestro corazón nos dice que están vivos en algún lugar, expresó Leonarda Chacón Álvarez, que busca a José Marvin Zelaya, de 25 años, quien desapareció de Honduras hace tres años.

Dilma Escobar Medina, también hondureña, sostiene: Aunque me duelan los pies o muera de sed, nunca dejaré de buscar a mi hijita Olga Eldimira. La mujer cree que su familiar está en algún lugar de México, por lo que advierte: Regresaré las veces que sea necesario.

Por la tarde, las madres, con las fotos de sus hijos colgadas al cuello, estuvieron en la plaza de esta ciudad interactuando con lugareños, una de las acciones que llevan a cabo como parte de la búsqueda de sus hijos. Más tarde escucharon misa en la iglesia de este lugar.

La caravana seguirá su trayecto este lunes hacia el estado de Tabasco, donde buscarán entrevistarse con diputados locales y autoridades del gobierno del estado para que las ayuden en la búsqueda de sus hijos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario