31/10/2011

Sus familiares cumplen 23 días acampados en el atrio de la catedral de San Cristóbal



Se une el tzotzil Juan Collazo Jiménez a la huelga de hambre de presos en Chiapas

El indígena se encuentra recluido en el CERSS de Motozintla por un delito que no cometió


Hermann Bellinghausen
Enviado
Periódico La Jornada
Lunes 31 de octubre de 2011, p. 16

San Cristóbal de las Casas, Chis. 30 de octubre. Otro participante en la protesta de presos en Chiapas, quien se encontraba en ayuno en el penal número 6 de Motozintla, el tzotzil Juan Collazo Jiménez, se unió a la huelga de hambre total que realizan siete reclusos de la otra campaña en el penal 5 de San Cristóbal de las Casas. Esto, al cumplirse un mes de la acción de los indígenas en demanda de su liberación, argumentando inocencia y largas sentencias amañadas e injustas, como en el caso de Collazo, de 27 años.

Collazo, miembro de Solidarios de la Voz del Amate, se sumó a la huelga de hambre desde el pasado jueves 27 de octubre, pero esto sólo pudo confirmarse este sábado. Recluido en el Centro Estatal para la Reinserción Social de Sentenciados (CERSS) de Motozintla, se había declarado en ayuno el 3 de octubre, al sumarse a la acción iniciada en el penal de San Cristóbal el 29 de septiembre.

El grupo de trabajo de la otra campaña No estamos todos recordó que Collazo, originario de San Juan Chamula, fue detenido en 2007 por un delito que nunca cometió y fue torturado para obligarlo a firmar declaraciones autoinculpatorias. Permaneció en el CERSS 5 de San Cristóbal hasta octubre de 2010, cuando fue trasladado forzosamente a Motozintla, alejándolo de sus familiares y compañeros de lucha. La dispersión también es una forma de tortura sicológica y una estrategia de desestructuración social y política, sostiene el grupo de la otra campaña.

Debido a su protesta solitaria, Collazo ha recibido amenazas del alcalde del penal, Rogelio Ángel Camacho. A raíz de ello fue que el indígena determinó iniciar la huelga de hambre. En tanto, su madre y otros familiares suyos cumplen hoy 23 días acampados en el atrio de la catedral sancristobalense, exigiendo la libertad de todos los ayunantes.

Así, son ya ocho presos en huelga de hambre: Alfredo López Jiménez, Alejandro Díaz Santís, José Díaz López, Pedro López Jiménez, Juan Díaz López, Rosario Díaz Méndez, Juan Collazo Jiménez y Andrés Núñez Hernández, estos dos últimos a partir del 27 de octubre. Ayunan 12 horas diarias Rosa López Díaz y Enrique Gómez Hernández; ellos, como Collazo, efectúan su acción de manera solitaria; Rosa en la sección femenina del CERSS 5 y Gómez Hernández en el 14, El Amate, Cintalapa.

Las familias indígenas de los presos y la otra campaña siguen exigiendo la libertad inmediata de los presos de la Voz del Amate, Solidarios de la Voz del Amate y Voces Inocentes, así como la libertad y el regreso inmediato a Chiapas de Alberto Patishtán Gómez, arbitrariamente trasladado a Guasave, Sinaloa el pasado día 20 de octubre.

En Bilbao, País Vasco, los colectivos Bizulur, Komite Internazionalistak y Plataforma vasca de solidaridad con Chiapas realizaron durante dos horas una acción callejera en el centro de dicha ciudad con grandes mantas alusivas a la huelga de hambre y demandando a los gobiernos de México y Chiapas la libertad de los ayunantes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario