02/09/2010

El mandatario muestra claro interés en hacer de la bandera y el escudo emblemas de guerra

Aberración, que Calderón use los símbolos patrios para avalar lucha antinarco: expertos

Laura Poy y Emir Olivares
Periódico La Jornada
Jueves 2 de septiembre de 2010, p. 18

El presidente Felipe Calderón no sólo incurrió en una aberración histórica al dar un nuevo significado a los símbolos patrios, también busca desviar estos elementos al contexto actual para avalar su lucha contra el narcotráfico, advirtieron historiadores.

Agregaron que hay un secuestro de la interpretación histórica, que ha llegado al exceso de hacer del escudo nacional un emblema de la guerra contra el crimen organizado y una representación de los cuerpos policiacos, luego de que el Ejecutivo federal envió a cada hogar del país una reproducción de la bandera con una carta donde reinterpreta los colores del lábaro patrio y el escudo nacional.

En su misiva, el Presidente ve en el blanco de la bandera la paz que hemos conquistado, y en el águila del escudo nacional al pueblo de México. Considera que ésta tiene una posición de combate que hace referencia a que todos los mexicanos estamos listos para enfrentar los retos que la vida y el mundo nos presentan.

César Navarro Gallegos, historiador y catedrático del Instituto de Investigaciones José María Luis Mora, destacó que el gobierno de Calderón se complace en una autocelebración del bicentenario de la Independencia, en el que no hay ningún interés por recuperar una reflexión histórica seria sobre estos 200 años de vida independiente ni mucho menos reconocer el proceso de construcción de la nación.

Indicó que hay un claro interés por reinterpretar nuestra historia y símbolos patrios. De hacer de la bandera nacional y su escudo un símbolo de guerra. Más aún, pretende reducir el escudo nacional a una versión que busca similitud con los cuerpos de seguridad, que trastoca cualquier interpretación histórica seria.

Silvestre Villegas, del Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Nacional Autónoma de México, aseguró que Calderón ha dado su propia interpretación al escudo y la bandera nacionales, enfocándose a su estrategia contra el crimen organizado, lo que puede confundir a cientos de mexicanos.

Subrayó que lo peor para un país es olvidarse de sus procesos históricos, lo que incluye las representaciones reales de los símbolos. Tanto los colores de la bandera como el escudo tienen una historia y un significado. Es muy arriesgado mezclar esta historia con lo que sucede hoy día.

Indicó que el significado del escudo está relacionado con el mito azteca de la tierra prometida, mientras los colores del lábaro patrio tienen su origen en la lucha de Independencia del país, por lo que consideró arriesgado mezclar ambos casos con el contexto de violencia actual en México.

Ricardo Gamboa, profesor del departamento de historia de la Facultad de Filosofía y Letras, señaló que la interpretación del Ejecutivo federal dio a estos dos símbolos patrios representa falsear la historia.

Aseguró que en un país con libertad de expresión cualquier ciudadano puede otorgar el significado que desee a estos elementos, pero no el Presidente de la República, quien en teoría representa a todos los mexicanos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario