02/09/2010

Integrantes del Ejército de Dios golpearon a 2 miembros de la comunidad

Nuevo choque de paramilitares con habitantes de Mitzitón

El brote violento ocurrió luego de que talaron 10 árboles sin autorización

Hermann Bellinghausen
Periódico La Jornada
Jueves 2 de septiembre de 2010, p. 20

Este martes se suscitó un nuevo conflicto de la comunidad de Mitzitón (municipio de San Cristóbal de las Casas, Chiapas), adherente de la otra campaña, con los llamados no cooperantes y con miembros de la organización evangélica Ejército de Dios, señalada como paramilitar por los pobladores. Esto ocurre a casi dos meses de que el gobierno estatal hizo acuerdos con la asamblea de la comunidad tzotzil sobre la reubicación de los no cooperantes y los evangélicos, con quienes los conflictos son continuos.

Según reporta la otra campaña en San Cristóbal, el lunes pasado aumentó nuevamente la tensión cuando un grupo de aproximadamente 60 paramilitares armados andaba en los montes de la comunidad y amedrentó al consejo de vigilancia. El martes, estas personas tumbaron 10 árboles sin permiso de la comunidad y la asamblea acordó llamar a uno de los líderes (de los taladores), que se negó a ir a hablar y a quien se le detuvo por el delito cometido.

Ante esto, prosigue el reporte,los paramilitares hicieron destrozos en las cercas de varias casas, destruyeron a pedradas dos camionetas, saquearon una tiendita y golpearon fuertemente a un compañero y una compañera. Arribaron al lugar más de 300 policías de distintas corporaciones, y tuvieron que intervenir con gases lacrimógenos para dispersar a los paramilitares y rescatar a Guadalupe Díaz Heredia, quien era golpeado brutalmente.

Por su parte, los representantes de la asamblea de Mitzitón relatan que los policías entraron a rescatar a Díaz Heredia, quien había perdido el conocimiento, y los del Ejército de Dios les empezaron a tirar piedras y cuatro balazos a los policías, y éstos les tiraron gas lacrimógeno.

La comunidad entregó a los policías al líder agresor, Gregorio Gómez, quien fue trasladado a Tuxtla Gutiérrez y soltado horas más tarde, cuando miembros del Ejército de Dios bloquearon en la noche la carretera San Cristóbal-Comitán demandando su liberación.

Desde la tarde del lunes, cuando miembros de la comunidad trabajaban en el bosque, “los ejércitos de Dios llegaron en una camioneta rondándonos para asustarnos pero después de un rato llegaron a pie y nos rodearon, traían unas mochilas”, donde traían armas, exponen los representantes indígenas.

La mañana del 31 de agosto, “los ejércitos de Dios fueron a talar los bosques rumbo a la entrada de Dos Lagunas con un grupo de 60 personas, muchos de ellos procedentes de La Cañada (municipio de Teopisca). La autoridad comunitaria mandó llamar a Gregorio Gómez para que venga a aclararnos la razón porque están talando árboles y fueron a ver los compañeros para pedir que venga pero se resistió y a nosotros nos empiezan a golpear con palos y piedras.

En la comunidad ahora hay una paz tensa, según el reporte de la otra campaña. Policías sectoriales permanecen apostados en las inmediaciones.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario