7 sep 2010

Paro indefinido de labores en Fundidora de Esqueda, Sonora

Exigen reintegrarse al sindicato nacional minero 900 trabajadores

Patricia Muñoz Ríos
Periódico La Jornada
Martes 7 de septiembre de 2010, p. 13

Los trabajadores de la Fundidora de Esqueda, Sonora, que pertenece a Grupo México, realizan un paro de labores indefinido en demanda de que la empresa reconozca su decisión de reintegrarse al Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, encabezado por Napoleón Gómez Urrutia.

En el momento en que cesen las intimidaciones y agresiones contra ellos retornarán a trabajar, ya que la patronal despidió a su secretario general, Roheri Sánchez Cruz, entre otros dirigentes del comité ejecutivo local.

Por su parte, Gómez Urrutia sostuvo que es una total falsedad que en esa sección haya un enfrentamiento entre grupos obreros. Lo que hay es una decisión unánime de los 900 trabajadores de regresar al sindicato nacional minero, por lo que apremió a la empresa a sentarse a negociar con los trabajadores.

Según expuso, no se justifica de ninguna manera el exagerado aparato de fuerza policiaca desplegado allí, con mil elementos, igual que el anterior de Cananea, con más de mil 500 integrantes de las fuerzas federales y estatales para coartar la libertad sindical de los trabajadores de Esqueda y Cananea.

El líder minero señaló que de nueva cuenta Grupo México persigue y agrede a los trabajadores, violentando la Ley Federal del Trabajo y el Convenio 87 sobre libertad sindical de la Organización Internacional del Trabajo, todo con el apoyo del gobierno que está incumpliendo con la normatividad y legalidad en materia laboral, no obstante que por unanimidad absoluta los trabajadores decidieron el 20 de agosto reintegrarse al sindicato nacional minero.

Recordó que hace tres años la empresa de Larrea Mota Velasco y el gobierno les impusieron, con el uso de la fuerza pública, amenazas y chantajes, afiliarse a un sindicato blanco del cual están hartos por la simulación infame de esta organización dirigida por Elías Morales, quien actúa servilmente en favor de Larrea.

También responsabilizó a Grupo México, de Germán Feliciano Larrea; al secretario del Trabajo, Javier Lozano; a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, al gobierno federal y al gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, de cualquier incidente trágico que pudiera ocurrir en Esqueda.

Lo sucedido en Fundidora de Esqueda es una reiteración perversa de lo que ya ha sucedido en Cananea, en Nacozari y en muchas más partes del país, contra trabajadores que sólo demandan respeto, trato digno y justo de ese consorcio, sostuvo luego de demandar que los trabajadores ilegalmente despedidos sean reinstalados en su empleo.

Hizo ver que el sindicato minero apoyará a los trabajadores en su demanda de libertad sindical, solidaridad que también han manifestado a esta sección la United Steelworkers, de Estados Unidos y Canadá, por voz de su presidente internacional, Leo W. Gerard, entre otros sindicatos y organizaciones mundiales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario