02/10/2011

Ejidatarios de Chilón denuncian complicidad de la policía estatal



Detenciones y torturas contra adherentes de la otra campaña

Se llevan a indígenas sin orden de aprehensión y les fabrican asaltos, acusan

Hermann Bellinghausen
Periódico La Jornada
Domingo 2 de octubre de 2011, p. 15

Ejidatarios de San Sebastián Bachajón, municipio de Chilón, Chiapas, denunciaron detenciones injustificadas, robos y torturas contra adherentes de la otra campaña en días recientes, perpetrados por la Policía Estatal Preventiva (PEP), en complicidad con los grupos oficialistas de la región.

Señalaron que Miguel Vázquez Deara fue capturado por la PEP el pasado 26 de septiembre sin orden de aprehensión. Mediante montajes y testimonios falsos intentaron culparlo de diversos asaltos en la carretera Ocosingo-Palenque. Al otro día, el acusado apareció en la Fiscalía Indígena, localizado por un abogado de la sociedad de transporte donde labora.

El litigante pudo documentar que el detenido es obligado a decir quiénes son los dirigentes de la otra campaña, y como no hay elementos para consignarlo, lo llevan a un tramo carretero, le le ponen un arma y según que es un asaltante. Los policías habrían actuado a instancias de Juan Álvaro Moreno, dirigente del PVEM, muy cercano al grupo de ejidatarios que con la policía ocupó la caseta de cobro de las cascadas de Agua Azul y la entregó al gobierno sin acuerdo de la comunidad, encabezado por Francisco Guzmán Jiménez, Goyito, y Miguel Ruiz Hernández.

Es evidente que es la misma policía la que asalta en ese tramo, sostienen los ejidatarios, quienes advierten a los turistas que visitan Agua Azul que tomen medidas precautorias, porque los pueden recibir como a un grupo de maestros jubilados, a quienes asaltaron a 300 metros de los preventivos. En cambio, con los luchadores sociales van con todo. El día 26, los policías catearon el domicilio de Juan Aguilar Guzmán, ex preso político, “según, en busca de arsenal como principal dirigente de la otra campaña”.

Entraron haciendo disparos de arma de fuego, golpeando a una mujer, asustando a los niños, y no encontraron nada. Los agentes robaron un aparato de sonido, un celular, lámparas de mano y 5 mil pesos, destruyendo todo; dejaron un desastre, llevándose detenido el compañero Jerónimo Aguilar Espinoza sin ninguna orden de aprehensión, y después de horas de tortura, al siguiente día lo dejan en libertad, sin firmar nada.

Ya el 7 septiembre, al adherente de la otra campaña Antonio Estrada, tras cinco días de estar torturándolo, lo consignan el día 12 y lo procesan el 13, después de montarle un supuesto asalto en el kilómetro 100 del tramo carretero, (según) declaraciones de la Policía Federal, cuando fue detenido en el kilómetro 93 por la preventiva.

Contra luchadores sociales, no contra delincuentes

Estas acciones son dirigidas contra los luchadores sociales, no contra la delincuencia. Sostiene la denuncia que hay mucha violencia en el ejido, cada vez más desintegrado, y la presencia de la policía en las comunidades es más violenta, dizque para combatir los asaltos carreteros en Xanil y crucero de Agua Azul. No obstante, gracias a la presencia de los preventivos, los asaltos han aumentado. En el grupo oficialista se encuentran los verdaderos delincuentes. Apenas el día 21 fue incautado un sembradío de enervante a un grupo de personas de Jukuton, pero el comisariado ejidal los encubrió.

Las amenazas contra la otra campaña son continuas, cuando es dicha organización la que esta haciendo su labor para detener a los delincuentes, porque los verdaderos delincuentes son los oficialistas, concluyen los ejidatarios.

El diario británico Financial Times, en su edición del pasado viernes 30, publicó un inusitado reporte especial sobre San Sebastián Bachajón y el conflicto por la caseta de cobro en el acceso a las cascadas. En El paraíso en disputa, Fionn O’Sullivan describe con objetividad los hechos violentos y las detenciones ilegales (más de 100) contra la otra campaña en San Sebastián. Esto lo atribuye a las ambiciones gubernamentales y privadas por desarrollar un exclusivo centro ecoturístico en la localidad.

A pesar de que el gobierno construyó otra caseta y hay barricadas de la policía, no parece inminente ningún desarrollo turístico. Para muchos, el ecoturismo implica una armonía entre los visitantes y el entorno. Dadas las visiones enfrentadas sobre el futuro de Agua Azul, todo indica que los extranjeros pudientes y los mexicanos ricos no alcanzarán pronto su versión del Nirvana.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario